ABOGACÍALEXGOAPPMARKETING JURÍDICONUEVAS TECNOLOGÍAS

Eva Bruch: “Los abogados tienen que aprovechar la tecnología para ser más competitivos y conciliar más”

By 27th noviembre 2017 No Comments

Abogada de formación siempre volcada al marketing jurídico, la trayectoria de Eva Bruch siempre ha estado próxima al mundo de la innovación en el sector legal. Quizá estemos ante una de las expertas que mejor entiende los cambios que llegan a la abogacía de los negocios.

Desde el año 2012 viaja con frecuencia a Estados Unidos, Canadá e Inglaterra para asistir a congresos sobre tendencias, tecnología e innovación en el sector jurídico.

Ha tenido ocasión de conocer a los fundadores de las empresas tecnológicas del sector jurídico más innovadoras en el uso de inteligencia artificial así como varios de los despachos más avanzados en el uso de dichas tecnologías, muchos de ellos considerados los referentes en nuevos modelos de negocio en la abogacía.

Algunas de esas vivencias las ha plasmado en su primer libro “Tendencias, marketing e innovación en el sector jurídico?”, que acaba de presentar en el Colegio de Abogados de Madrid. Un manual para adaptarse a los nuevos tiempos. “Son tiempos de cambio y de transformación digital que debemos aprovechar”, apunta.

Eva Bruch, al igual que muchos juristas, se reinventa a nivel profesional y pone en marcha Alterwork, consultora sobre innovación. “En breve tendremos en marcha la página web donde explicamos que ayudamos al despacho en su transformación digital y en su innovación no tecnológica”. Confiesa que ya hay bufetes que han pedido proyectos de este tipo para el próximo 2018.

 

¿Cómo se ha gestado este libro, un libro que reúne tres elementos tan complementarios como los que cita?

Tiene que ver con mi tesis doctoral, que empecé hace algunos años. En aquel momento ya se hablaba de marketing. En medio de hacer la tesis se dieron a conocer despachos como Action, LegalZoom, Clarspire o Riverviewlav. Era el momento de conocer su forma de ver el negocio de manera directa.

El libro refleja la investigación que llevé a cabo en estos años. Han aparecido nuevas formas de ejercer la abogacía y el marketing jurídico ha progresado de forma notable. Todos hemos empezado a hablar de innovación. Al final este libro recoge tres elementos que son complementarios como las tendencias, el marketing y la innovación.

 

Realmente los abogados son tan conservadores como parece o hablamos de un mito…

No, no son muy conservadores. Pero ellos mismo lo reconocen, a la vez que también te dicen que deberíamos a empezar a hacer algo y adaptarnos al nuevo entorno.

 

¿Es complicado explicarle a un abogado dónde está la innovación? 

La verdad es que no podríamos generalizar en cuanto a su reacción cuando hablamos de innovación. Los hay que creen que nada va a cambiar y que todo seguirá igual. Otros empiezan a darse cuenta que el entorno está cambiando y un último grupo que cada vez lo tiene más claro que tienen que empezar a moverse.

 

Y sobre el marketing jurídico, ¿Cómo se ha implantado realmente en los despachos?

Quizás el marketing, de los tres elementos que hablo en mi libro, es quizá la que mejor calado en los bufetes de abogados. Es un primer paso que han dado, pero no es suficiente tienen que aceptar que la innovación está ahí y que hay algunas tendencias que pueden adaptar a su forma de hacer negocio.

 

Con qué se queda de la presentación de este libro en Madrid.  ¿Qué dudas tienen los abogados sobre estas cuestiones?

 

He visto que hay mucho interés por la posible sustitución del abogado por la tecnología. Quieren saber cómo va a llegar al sector jurídico y cómo les va a afectar a ellos en su día a día. También les preocupa el coste de adopción de esa tecnología en el despacho.

 

Pero realmente va a ser así, Eva…

Será así. Ya está pasando. Una parte significativa del trabajo de los abogados va a quedar sustituida por software inteligentes. Ya hay herramientas de empresas como Luminance o Kyra Systems que se utilizan en la gestión interna de los despachos. Antes tuvimos el Discovery, en los años ochenta, que ahora se ha modernizado.

 

¿Cuál puede ser el efecto más directo de esta apuesta tecnológica en los despachos?

Se irá sustituyendo el trabajado más comoditizado o genérico por este tipo de software. Respecto al cliente se irá dando cuenta de forma progresiva del grado de sofisticación del despacho de abogados y seguirá apretando en precios.

 

Y ante esta actitud del cliente ¿ qué puede hacer el abogado realmente? 

Tiene dos formas de luchar, bajar los precios y entrar en una guerra de precios con otros despachos o somos más eficientes haciendo lo mismo por menos dinero. Y ese margen ganado, o lo pasamos al cliente o nos lo quedamos. Y en este escenario habrá que trabajar en los próximos años.

 

¿Cree que la tecnología va a igualar las diferencias entre un despacho pequeño y otro más grande?

Es una buena pregunta. Es posible que el despacho pequeño pueda competir gracias a la tecnología donde antes no podía hacerlo. Hasta cierto punto las diferencias podrán ser menores pero les dará la oportunidad de diferenciarse mucho más.

Me explico; Wolters Kluwer ya ha lanzado Jurimetría como analítica predictiva de sentencias y esto nos vendrá y tendremos acceso a esas herramientas y quedaremos igualados en el uso. Pero si se quiere diferenciar de verdad tendrá que recurrir a la tecnología o a la innovación para sobresalir del resto.

 

¿De todos estos cambios que llegan al sector legal, aparte de la tecnología, cuáles destacaría de ellos?

Lo que estoy viendo son despachos innovando pero no con mucha base tecnológica, con ganas de hacer cosas diferentes a nivel de la conciliación de la vida laboral con la profesional.

Este es un tema que se debe resolver y que preocupa a los abogados. Con alguna tecnología no muy sofisticada ya se dan pasos en este sentido.  Gracias a la tecnología debería lograrse más tiempo para esa conciliación.

Da la sensación que por cierto conservadurismo, los despachos grandes aún no han entrado en este campo de la innovación y tecnología de forma importante…

Es posible que así sea y que estén valorando los riesgos a los que se pueden ver sometidos. A nivel tecnológico, de puertas para adentro, creo que utilizan la tecnología última del mercado para ser más eficientes. Quizás lo que falte aún es la innovación el uso de tecnologías avanzadas de cara al cliente, es posible que veamos algo de ello en breve.

 

Hablamos de tecnología e innovación, ¿Realmente ahora con más tecnología puede mejorar esa relación entre despacho y cliente?

Debería mejorarse esa relación entre ambas partes. Lo reflejo en mi libro, las quejas de los abogados de empresa de la inaccesibilidad en algunos momentos de sus propios abogados externos. Al final no se sabe cómo están los temas.

Con el uso de sistemas tecnológicos no muy sofisticados se puede lograr que mejore esa relación profesional entre el cliente y el propio abogado. Ya hay algunas intranets que ayudan a ello.

Pero la revolución serán los Chatbot que van a mejorar la fórmula de comunicarse. Instalado en la web del despacho podrá ayudar a esa comunicación. Todo en audio, sin tener que hacer llamadas y ese Chatbot te contestará a tu requerimiento. Esto será posible, sin duda.

“En el futuro los Chatbot ayudarán mucho a mejorar la comunicación entre el despacho de abogados y el cliente”.

 

¿Cuál cree que va a ser la estructura futura del despacho de abogados en estos próximos años?  ¿Cambiará mucho respecto a la tradicional?

El despacho cambiará notablemente. Se abrirá a otros colectivos profesionales: informáticos, peritos o auditores y surgirán otros perfiles de abogados que ahora no existen. Habrá abogados tecnólogos y tecnólogos trabajando en estos despachos.

La pirámide tradicional en el despacho de abogados se convertirá en un diamante a medio plazo. La parte de abajo, con el trabajo comoditizado en juniors y becarios esto lo llevarán las máquinas. La pirámide se estrechará hasta tener esta forma que comentamos.

La idea del equipo multidisciplinar es ahí, y es una tendencia que se va adaptando a las necesidades del propio cliente. La abogacía tendrá que hacer equipo para resolver las necesidades del cliente con otras profesiones.

 

¿No cree que la “guerra en la abogacía” se traslada al consumo, donde muchos despachos intentan, con cantidades masivas de clientes hacer negocio?

Es un nicho de mercado emergente donde Arriaga Asociados ha mostrado el camino. Pero hay mucho por hacer y realmente es otro foco donde los abogados podrán desarrollar su know how.

Esta nueva forma de ejercer la abogacía acerca mucho al abogado al gran público en cuestión de honorarios  para ofrecer unos servicios muy competitivos en la relación calidad precio al consumidor final.

 

Eva Bruch
Experta en innovación y transformación digital.
Entrevista hecha por el reputado periodista jurídico y emprendedor digital Luisja Sánchez.

 

Si quieres conocer más noticias y entrevistas interesantes sobre la abogacía, ¡echa un vistazo al blog de LexGoApp!

Leave a Reply

*

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com